QUE ESTOS ADITIVOS NO FORMEN PARTE DE VUESTRA ALIMENTACIÓN: ECHARLE UN VISTAZO A LAS ETIQUETAS DE VUESTRA COMIDA

1. ASPARTAMO: es un polvo blanco e inodoro, unas 200 veces más dulce que el azúcar, que se emplea en numerosos alimentos en todo el mundo. Se comercializa bajo varias marcas, como Natreen, Canderel o Nutrasweet, y corresponde al código E951 en Europa. El aspartamo es estable cuando se encuentra seco o congelado, pero se descompone y pierde su poder edulcorante, con el transcurso del tiempo, cuando se conserva en líquidos a temperaturas superiores a 30, se convierte progresivamente en diketopiperazina, que se descompone en metanol, ácido aspártico y fenilalanina. Estas transformaciones resultan en una pérdida de poder edulcorante .El metanol que produce el aspartamo al descomponerse forma Formaldehido, el cual es un compuesto pro-cancerígeno desde 2004 por la OMS. Por ejemplo, se ha sugerido que el aspartamo puede causar dolores de cabeza, epilepsia y tumores de cerebro

.

aspartamo-en-todas-partes.jpg

2. GLUTAMATO MONOSODICO (MSG): Añadido a las comidas, el glutamato monosódico actúa como potenciador del sabor y desde la Unión Europea se han establecido normas de uso. Se conoce con las siglas E-621. Generalmente, este aditivo se añade a diversas mezclas de especias, alimentos conservados y procesados, sopas de sobre, cubitos de caldo o aliños para ensaladas. Pero, además de posibles daños neurológicos sugeridos por numerosos estudios, es un comprobado estimulante para comer más: en animales de laboratorio, hasta un 40% más. ¿Por qué no lo prohíben las autoridades sanitarias? Hasta que eso ocurra, evitémoslo.

glutamato monosodico.jpg

3. JARABE DE MAIZ DE ALTA FRUCTOSA, High fructose corn syrup (HFCS)” o “Jarabe de maíz” o “Jarabe de fécula de maíz” o “Fructosa de maíz”: Su uso como edulcorante es relativamente reciente, extendiéndose a partir de la década de los 70. A partir de esa década ha sido sustituyente progresivamente a la glucosa como principal edulcorante industrial. Precisamente es fructosa o jarabe extraído del maíz utilizado en una gran cantidad de productos alimenticios pre-elaborados o enlatados (principalmente en EEUU y Europa), este ingrediente se utiliza ya que es más barato y económico producirlo. Lo más importante es que ha sido señalado como otro de los responsables de la epidemia de obesidad infantil, ya que este ingrediente contribuye a mayor ganancia de peso, debido a que no estimula la secreción de leptina (hormona encargada de estimular la vía en el cerebro para estimular el aumento del metabolismo y el gasto de energía) e insulina (hormona que capta la energía en la sangre para ingresarla a las células). Por otra parte, no suprime la producción de ghrelina (hormona que estimula el apetito, por lo tanto no se inhibe el apetito) y también favorece la formación de triglicéridos a nivel hepático (es decir que se forma grasa que luego circula por la sangre).

JMAF.jpeg

Os aconsejo que optéis por alimentos orgánicos o elijáis aquellos que no contienen estos aditivos!!! O al menos no abuséis de productos que los contengan!!

firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s