¿PROBLEMAS DE VESÍCULA?

Cálculos, cólicos y pólipos son sólo algunas de las dolencias que pueden afectar a la vesícula biliar. Los buenos hábitos alimenticios, cuidar las emociones y algunas terapias naturales te pueden ayudar a superarlas.

La vesícula biliar es un órgano pequeño y hueco situado debajo del hígado que se encarga de almacenar la bilis que se produce en el hígado, una sustancia líquida, de color amarillento verdoso, de sabor amargo, que se vierte al intestino delgado. Su función es disolver las grasas para facilitar su digestión.

vesicula.jpg

Los malos hábitos alimenticios, el consumo excesivo de sustancias tóxicas (medicamentos, tratamientos hormonales, alcohol…), la existencia de pólipos en la pared de la vesícula y la formación de piedras o cálculos son algunos de los trastornos que pueden alterar el buen funcionamiento de es te órgano.

¿Qué son los CÁLCULOS BILIARES?
Piedras, barro o arenilla en la vesícula, colelitiasis o litiasis biliar son acúmulos de colesterol, calcio, sales y pigmentos biliares depositados en la vesícula cuando hay un desequilibrio entre dichas sustancias que solidifican la bilis. La formación es bastante frecuente y muchas veces puede no dar ningún tipo de síntoma. Pero en ocasiones se produce dolor, indigestión, nauseas o vómitos, especialmente después de comer comidas grasas.

calculos-biliares

Algunos consejos y hábitos saludables pueden serte muy útiles para prevenir la formación de cálculos biliares:
– Come menos cantidad y más a menudo
– Opta por comer frutas, preferentemente fresas, arándanos rojos y kiwis
– Come Verduras como brécol, canónigos, pimientos rojos, espinacas, acelgas y rábanos, porque son ricas en antioxidantes, que previenen la formación de piedras.
– Come abundantes cereales (arroz, quínoa, maíz, cebada, trigo, mijo…)
– Intenta controlar niveles de colesterol con la alimentación, evitando las comidas grasas y el exceso de proteínas animales.
– Evita el alcohol, las salsas, las especias picantes y el exceso de sal.
– Tomar 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra con un chorrito de limón en ayunas es uno de los remedios tradicionales más empleados porque suele mejorar el funcionamiento de la vesícula. Sin embargo no debes tomarlo en caso de cólico o en presencia de cálculos de gran tamaño.
– Como suplemento dietético la lecitina de soja, por su alto contenido en fosfolipidos, tiende a solubilizar las grasas, por lo que mejora la composición de la bilis.

Pero si vives SIN VESICULA, la bilis producida por el hígado sigue llegando con normalidad al intestino, por lo que en general la digestión no se ve alterada, si bien es cierto que hay casos de diarreas, vómitos, y problemas intestinales, que suelen ser temporales. Para ello aquí te dejo algunos consejillos:
– Para facilitar las digestiones toma de postre piña o papaya fresca, ya que contienen enzimas que favorecen la digestión de las proteínas o bien toma infusiones digestivas que contengan, menta, anís, melisa, regaliz e hinojo.
– Cuida la salud de tu hígado, cuanto más sano este, menos se echara de menos a la vesícula. Le puedes ayudar comiendo verduras amargas como, endibias, rúcula, apio, alcachofa, espárragos y acelgas, y tomando extractos de plantas como boldo, cardo mariano, alcachofera o diente de león.
En Dietén te podemos aconsejar, ven a vernos!!

firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s