BACTEROIDETES Y FIRMICUTES…. RELACION ENTRE LA FLORA INTESTINAL Y LA OBESIDAD

Estudios recientes en la microbiota intestinal han demostrado que la obesidad está asociada con una reducción de las bacterias Gram-negativas (Bacteroidetes), y un incremento de las Gram-positivas (Firmicutes). Parece ser que la microbiota intestinal de los individuos obesos es menos diversa que la de los individuos no obesos.

Aunque actualmente sabemos que el equilibrio energético está regulado por factores como la ingestión y el gasto de energía, y que la obesidad aparece cuando estos dos factores están fuera de balance. La mejor opción para revertir los problemas de obesidad se debe basar en cambios en el estilo de vida y en la actividad física, sin embargo, la existencia de una serie de sistemas complejos que regulan el balance energético requiere que la obesidad sea vista desde algo más allá que un desequilibrio energético positivo.

Microorganismos-Intestino-Humano

La microbiota intestinal tiene muchas funciones beneficiosas relacionadas con la salud humana. Hay estudios que sugieren una posible relación entre su composición y el desarrollo de determinadas enfermedades metabólicas como la obesidad. La composición de la microbiota intestinal promueve la alteración en la homeostasis energética, en la utilización de la dieta ingerida y en el almacenamiento de los lípidos. Hay estudios que demuestran que el aumento de bifidobacterias tras la manipulación dietética se asocia a la reducción de peso, a los efectos adipogénicos de la dieta, a la permeabilidad intestinal y a los marcadores inflamatorios, de manera que un aumento de bifidobacterias puede estar acompañado por pérdida de peso y reducción de los parámetros relacionados con la obesidad.

La flora intestinal es metabólicamente adaptable y flexible, así como rápidamente renovable, contribuye al metabolismo y tiene un papel importante en la obtención de energía a partir de la dieta. El intestino es el mayor órgano inmunitario para mantener las defensas naturales, por eso es tan importante mantener la flora intestinal sana y equilibrada.

Flora-Intestinal-500x325

En el intestino delgado, conducto digestivo de 6 a 8 metros de largo, es donde se produce la verdadera digestión y absorción de alimentos, tanto de carbohidratos, proteínas, grasas, ácidos biliares y vitamina B12. En el intestino grueso, de unos 2 metros de largo, es donde se depositan las sustancias no útiles y tiene lugar la absorción de agua, electrólitos y ácidos grasos

A lo largo de la vida, la composición de la microbiota incrementa tanto en diversidad como en riqueza y llega a su máximo desarrollo en la edad adulta con una composición bacteriana que permanece relativamente estable a lo largo de la vida.

La cepa de Bifidobacterias de nuestra flora intestinal posee propiedades beneficiosas sobre el exceso de peso, inducen la saciedad, reducen el apetito, la grasa corporal y enfermedades asociadas (síndrome metabólico, diabetes, dislipemia, patologías cardiovasculares, etc.), así como para mejorar la función inmunitaria, reduciendo la inflamación.
Pueden ser cultivadas fuera del cuerpo y luego se pueden tomar por vía oral como suplementos o alimentos.

bifidobacteria

Las bifidobacterias pertenecen a un grupo de bacterias llamadas “probióticos”, que son bacterias “amigables” y se toman para que crezcan y se multipliquen en las áreas del cuerpo donde normalmente crecerían.

Las bifidobacterias se usan para muchas afecciones que afectan a los intestinos. Se usan para prevenir la diarrea en los lactantes y en los niños y para la diarrea del viajero en los adultos. Algunas personas toman bifidobacterias para restaurar en el tracto digestivo el balance de “bacterias buenas” que han sido eliminadas por la diarrea, la radiación, la quimioterapia, los antibióticos u otros problemas. Las bifidobacterias se usan también para tratar enfermedades intestinales, tanto en adultos como en niños (enfermedad inflamatoria intestinal, colitis ulcerosa), así como para el tratamiento de eczema atópico, infecciones por hongos (candidiasis), estimular el sistema inmune o reducir el colesterol.

diagram

La alteración en la dieta, como también la edad, estrés, zona geográfica y la genética, entre otras influencias, no solo afecta al equilibrio energético sino que tiene mayor impacto en la modificación de la flora intestinal.
Todo ello puede promover la obesidad e incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas.

En DIEtén os daremos unos consejos de como deben de consumirse estos probioticos.

firma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s