Manual práctico sobre pescados y mariscos frescos

Os dejo un MANUAL PRÁCTICO SOBRE PESCADOS Y MARISCOS FRESCOS que ahora en verano son tan apetecibles, en zonas como Sanlucar de Barrameda.

10409505_10153103577204389_5265651285720006795_n  10411838_10153103579004389_317246726772297328_n

Dos son las cosas que hay que tener muy presentes en la conservación del pescado y marisco frescos en casa: la limpieza, la temperatura y la humedad del entorno donde se practique, que es habitualmente nuestra nevera doméstica.

11702869_10153103579834389_4297105626580211593_n 11700955_10153103579604389_3203171210938976851_o

Las neveras no garantizan la temperatura de conservación por el hecho de abrir la puerta, colocar el pescado y cerrarla. Si la nevera está muy llena, si se abre muchas veces la puerta, si se meten alimentos calientes, no pueden conservar adecuadamente, cosas que lamentablemente pueden ocurrir con bastante frecuencia. Es conveniente tener un termómetro dentro de ella para ver como esta le temperatura en su interior.

11796357_10153103579369389_4914807815792434816_n 11703132_10153103579209389_9107839962898211245_n

El pescado, como el resto de los alimentos perecederos, debe ser conservado entre 0º y +4ºC. Si es más alta, hay que regular el termostato para bajar la temperatura y si no se puede bajar más es que estamos pidiendo al pobre electrodoméstico más servicios de los que puede dar. El tercer aspecto, la humedad del ambiente donde se conserva, es muy importante en el caso del pescado. Es la humedad quizás, el “enemigo invisible” que más amenaza su conservación, mucho más que en la carne. Sin entrar en detalles, todos nosotros estamos acostumbrados a ver pescados y mariscos en los expositores de muchos restaurantes, con la superficie seca, oscurecida, con tintes pardos, lo que significa que el pescado se está deteriorando y secando, por falta de humedad. Nuestras neveras, y especialmente las “no frost”, secan el pescado y por lo tanto hay que hacer todo lo posible par a que esto no ocurra. Lo más simple es en volver el pescado en una lámina plástica de aluminio para evitarlo.
Mejor aun es lo que os recomiendo: envolver el pescado en un paño limpio, empapado en agua y dejarlo así en la nevera. Si se seca, volver a mojarlo otra vez. Remedio mágico.

http://www.alimentacion.es/imagenes/es/Manual%20pr%C3%A1ctico%20sobre%20pescados%20y%20mariscos%20y%20frescos_tcm5-52389.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s